El sofá

Sofa 008Cuando llegas a casa te recibe con los brazos abiertos. El sofá, es la madre de todos los muebles, el auténtico reposo del guerrero. Mullido y cálido, acoge nuestro cuerpo cansado en esas horas tardías de recogimiento ante un libro o un programa de televisión., o vela nuestro sueño ligero tras las comidas. Nada que ver con las sillas, esos asientos remilgados y duros como señoritas calvinistas, donde sentamos a las visitas de cumplido.

Para preservarlos de manchas difíciles, vestimos los sofás con fundas o mantitas cálidas. Suelen ser un poco moñoñas, incluso tejidas a ganchillo por la abuelita, pero dan un toque a casa antigua, de esas que huelen a caldo de gallina. Creo que ahora a eso se le llama “vintage”

Sin el sofá, una vivienda no sería un hogar, sino solo un lugar en donde transcurren incómodas las horas de nuestra vida.

P@

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s