Deseo

Motos 043Le digo: “Pégate a mí y agárrate fuerte para tomar bien las curvas”.

Se coloca el segundo casco que siempre llevo conmigo y, a horcajadas, como una amazona cibernética me abraza con determinación y grita: “Vamos”.

Mi cuerpo es un animal alerta. Me pregunto si sus manos notarán la entrega de mis músculos. Siento la pujanza de sus pechos en la espalda, su calor, y la perfección con que sus inclinaciones se acoplan con las mías. Pienso que nunca hemos estado tan unidos, y que nunca,  de pie y con la moto amansada, volveremos a estarlo. Mi cuñada y  yo.

P@

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s